marzo 25, 2017

25 de Marzo de 2017

Da igual qué día haga o qué hora sea, también da igual a dónde vayamos y sigue dando igual si hay mar o si éste ni siquiera se puede ver. Nos da igual, tanto que nos encanta dejarnos llevar, o quizás llevarnos, el uno al otro. Por último, tenéis que saber que sinceramente nos da igual que las horas quieran correr sobre las agujas del reloj, porque para pararlas, ya estamos nosotros.

POSTS RECIENTES

error: Contenido protegido.